lunes, 10 de marzo de 2014

La vida de Adèle

Polémica película cuyos momentos de sexo explícito ocupan un diez por ciento de su extensa duración pero bastan para impactar con mucha fuerza. Como hombre debo decir que me han encantado, pero como amante del cine las veo innecesarias, sobre todo por como se recrean en ellas con una puesta en escena alejada de la realidad. Bajo mi punto de vista transmiten más química y erotismo otras escenas en las que sólo se hacen uso de miradas, gestos, conversaciones o simples besos. Además hay ciertos comportamientos de su protagonista que no se acaban de entender, ya que circunstancias de su vida que nos plantean de repente son obviadas, y desconocemos como han sido resueltas. Lo mejor al final es la fenomenal actuación de Adèle, que expresa un sinfín de sentimientos y que soporta el peso de la cámara a la perfección con algunas escenas y diálogos cuya fuerza visual y vitalidad están fuera de toda duda.

Mi puntuación: 5/10



9 comentarios:

  1. A mi me pareció una de las peliculas más sobrevaloradas de lo que llevamos de siglo. Excesiva, muy larga (sobra mas de media hora) y llena de cliches vistos hasta la saciedad.
    Muy dececpionante.
    javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo como me esperaba algo así al menos me llevé unas buenas actuaciones y ciertos momentos y diálogos realmente interesantes. Tu dices media pero creo que quitando una hora tampoco pasaría nada. No entiendo que les ha dado todos para decir de ella que es la mejor del siglo o darles notas de 9 o 10, quizás me he perdido mucho, o puedes que ciertas escenas subidas de tono suban las notas entre otras cosas jeje

      Eliminar
  2. Soy lesbiana y ver esta película me ha producido un profundo asco y
    rechazo de ver cómo un cabrón morboso nos reduce tristemente a lo mismo
    de siempre: ninguna profundidad, ningún guion brillante, ninguna trama
    ni problemática trascendente…. nada más que 15 minutos de sexo salvaje
    para dar morbo y ganarse a la crítica masculina, y vender una película
    que no es más que pornografía fácil y gratuita disfrazada de la historia
    de amor más increíble jamás contada. De haber sido dos hombres los
    protagonistas (o un hombre y una mujer), el director jamás se habría
    recreado así en una escena sexual entre ellos y la película no habría
    sido tan brillante para los críticos. Esta peli no ofrece nada más que
    el morbo de la homosexualidad femenina y, sobre todo, las imágenes
    explícitas que lo corroboran. Si la pareja hubiera sido heterosexual y
    si el sexo realista hubiera sido tratado de manera más sutil, de esta
    película ni se habla. Y mucho menos se la premia. Pero claro, a los
    críticos heterosexuales les ha gustado mucho y por eso ganó Cannes. Qué
    asco y qué pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que una persona con conocimiento de causa opine de la película. Yo realmente no entiendo como ha trascendido tanto este largometraje, bueno si que lo entiendo, por los motivos evidentes que nombras. Por lo visto las actrices acabaron hartas del director y su obsesión por dichas escenas, que de no ser por ellas esta película habría mejorado muchísimo aunque tampoco habría sido la obra maestra que intentan vender. Está claro que con las secuencias pornográficas de las que hace gala sólo quería crear polémica y que hablaran de ella y lo consiguió, una pena tirar de recursos tan fáciles. ¡Un saludo y muchas gracias por comentar en mi blog!

      Eliminar
  3. Hola Javi, me alegro de que mi punto de vista (que es el de muchas lesbianas también) ayude a entender por qué tanta indignación justificada con esta película. Te recomiendo encarecidamente que leas el cómic original para que compruebes la diferencia por ti mismo: claro que hay sexo, de hecho nadie niega la necesidad de que lo haya, pero está tratado de una manera completamente diferente: con buen gusto, sensibilidad y respeto. Son escenas estéticas, no tan facilonas y burdas como en la película, donde la mirada masculina y casi onanista se delata por sí sola. La autora del cómic también expresó su indignación al respecto.
    Ten por seguro que si Kechiche hubiera dirigido "Brokeback Mountain" o una historia de amor con dos hombres como protagonistas, ni de coña se habría recreado tanto. Es por este cúmulo de circunstancias por el que las lesbianas nos sentimos tan ofendidas: se nos reduce siempre a lo mismo, al mismo papel de objetos destinados a dar placer o morbo a la audiencia.
    Así que sinceramente, para que se hagan películas lésbicas como ésta prefiero que no se haga ninguna… Mucho decir que visibilizan y normalizan pero parece que nadie ve que en realidad estamos en lo de siempre: las relaciones entre mujeres se convierten en objetos de morbo masculino y en escenitas degradantes de tetas y coños antes que en cualquier otra cosa, y eso es más un retroceso que un avance.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A raíz de tus comentarios he mirado por Internet y por lo visto tu opinión es bastante generalizada, y el enfado de la autora totalmente justificado. Yo lo que no entiendo, por muchos hombres que haya entre críticos y jurados, que ninguno haya visto lo mismo que veo yo respecto a esta película y que se la siga idolatrando de este modo. Como aficionado al cine hay ciertas cosas que no entiendo y ante situaciones de este tipo hay que dejar de lado la testosterona y ser objetivo para valorarla como se merece.

      Ya que me lo recomiendas intentaré hacerme con el cómic. ¡Saludos!

      Eliminar
    2. No puedo estar más de acuerdo con Paula... Comparto también su indignación (y la de muchas), no es nada personal pero es que estoy MUY harta de escuchar tantas alabanzas absurdas a esta película que no es más que el desahogo pornográfico de las obsesiones de un director déspota. Fui a verla ilusionadísima porque el cómic me había encantado y tenía las esperanzas de encontrarme con algo igual de bueno o quizá mejor, pero no puedo expresar mi sorpresa al encontrarme tamaña basura... Quince minutos de porno lésbico completamente gratuito e injustificado que ensucian el resto del metraje y actúan a modo de llamada de atención desesperada (así como llamada a la recaudación, a la audiencia y a la crítica masculina) para disculpar tres horas insustanciales, desaprovechadas y vacías, con lo que podía haber dado de sí una temática inicial tan fantástica. El director sólo se preocupó de rodar tijeras y cunnilingus, no hay rastro de la profundidad de la novela gráfica, de su estética cautivante, de su buen gusto, de su sensibilidad, de su despliegue en cuanto a temas y motivos... sólo sexo explícito, posturas ridículas y morbo insultante.
      La mirada de este director es bastante hipócrita, porque nos quiere vender unas escenas sexuales supuestamente filmadas con realismo, belleza y sensibilidad cuando lo que yo veo es pura recreación pornográfica con fines comerciales, y todo en esas escenas lo delata (la cámara fija, el plano frontal, la vaiedad absurda de posturitas, la concepción del espectador como mero voyeur al que excitar...). El sexo lésbico vende, y eso el director lo sabía y por eso lo ha explotado, por eso todas las justificaciones de estas escenas me parecen cuentos y engaños bastante perversos. Son simplemente una fantasía pornográfica que nos quieren vender disfrazada de historia de amor profunda y trascendental, y que muchos se han creído.

      Eliminar
    3. Veo que la indignación por esa escenas es algo más común de lo que pensaba, después de leer tanta crítica que califica esta película como lo mejor del siglo me planteaba si me gusto cinéfilo era extraño o carecía de él.

      La película, quitando esas escenas que no vienen a cuento y tan profesionales que parecen de cine porno como bien dices, y media hora más podría llegarse a convertir en alguno bueno e interesante al que le pondría un seis seguramente, pero tampoco trascendería más.

      Leyendo lo tanto que os gusta el cómic ya he pedido a la biblioteca que me lo traigan para leerlo y a ver si de este modo me convence mucho más de lo que hizo este largometraje.

      Muchas gracias a todas por comentar, un saludo!

      Eliminar
  4. Después de leerme la novela gráfica original debo reconocer que en la superficie la película coge algunas escenas y las adapta para la gran pantalla pero lo que está claro que carece de su trasfondo ya que el realismo, la cercanía y la credibilidad del cómic se pierden totalmente.

    En la novela el sexo importa poco, es un medio para reflejar lo que realmente sienten ellas dos, amor de verdad. Y no el amor que vemos en la película, si no un amor puro incondicional. Supongo que los que le parece esta película una de las más románticas de la historia si leyeran el cómic entonces les parecería un nivel superior de romanticismo jamás conocido.

    Gracias por recomendarme la novela gráfica, ha sido una gran experiencia. Saludos.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por comentar!