martes, 16 de septiembre de 2014

Aladdin

La última época dorada de Disney, que por suerte pude disfrutar en mi infancia, nos deleitó con este magnífico largometraje de animación que exprimía lo más jugoso de la fórmula que tan buenos resultados les había dado. Unos protagonistas rodeados de secundarios entrañables dentro de un mágico cuento de hadas con canciones inolvidables son las piezas necesarias para impregnarnos con un mensaje alentador cuya moraleja cala muy hondo. Y no nos olvidemos de algo tan imprescindible como la diversión, la cual alcanza cotas muy altas gracias sobre todo a un hilarante genio doblado de forma magistral tanto en su versión original como en la doblada en nuestro país.

Mi puntuación: 9/10


2 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo en esta crítica, e incluso en la segunda y tercera parte, los personajes siguen siendo impecables. Por cierto, ya te sigo en el blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me encanta compartir gustos cinéfilos con mis seguidores ;) Es todo un clásico la verdad. La segunda no estaba mal pero a la tercera no he llegado, habrá que arreglar eso. Muchas gracias por tu comentario Esther :)

      Eliminar

¡Muchas gracias por comentar!