viernes, 3 de octubre de 2014

Child of God

Da la impresión de que el lenguaje visual que se usa en esta película se queda corto para narrar con vehemencia las vivencias, pensamientos y motivaciones de un marginado social seriamente perturbado. Este obstáculo se compensa en gran parte gracias a una puesta en escena sobria y acongojante, y sobre todo por la desgarradora actuación llevada al límite de un semidesconocido Scott Haze, el cual dará mucho de que hablar si sigue por este camino. Para bien o para mal, de lo que se puede estar seguro es que este largometraje no dejará indiferente a nadie.

Mi puntuación: 6/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!