sábado, 7 de octubre de 2017

Tonight she comes

Con cualquier excusa y de cualquier manera se pone la gente a rodar una película de terror. Al señor Matt Suertz se le ocurrió la genial idea de pasear a una actriz desnuda durante la mayor parte del metraje, y llenarlo todo de ketchup que así da más miedo. Eso de la historia y el guión es lo de menos, ¡a quién le va importar lo que se cuenta si la envoltura lo tapa todo!. Que las situaciones absurdas se acumulen y que no se entienda nada de lo que pasa tampoco se va a tener en cuenta, seguro que alguien la comprará, siempre hay a quien le gustan este tipo de cosas. El “dire” y su equipo seguro que se han divertido, nosotros no.

Puntuación @tomgut65: 3/10




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!