lunes, 18 de diciembre de 2017

Perfetti sconosciuti

Mejor película italiana de dos mil quince, que como si de una obra de teatro se tratara, se desarrolla en un único escenario con solamente siete personajes y sus respectivos secretos que amenizan una velada que se va tensando in crescendo. Si bien de entrada podría considerarse una comedia, con el paso de los minutos los acontecimientos se ponen cada vez más serios hasta convertirse en un drama sobre como las personas se enfrentan a la vida, y los peligros de compartirla sin tapujos con los demás. Las buenas actuaciones de un reparto contrapuesto pero compensado, y un guión con un ritmo endiablado de diálogos constantes, sirven para que el tiempo vuele mientras asistimos a una cena de inesperadas consecuencias, que además tiene varios axiomas de fondo a tener muy en cuenta.

Mi puntuación: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!