sábado, 30 de septiembre de 2017

La buena esposa

La sección oficial del festival de San Sebastián se clausura con esta coproducción fuera de competición sueca e inglesa. Y con esta película también cerramos nuestra cobertura. Un largometraje que no desagrada donde lo más destacable es la majestuosidad de sus intérpretes principales: Glenn Close y Jonathan Pryce. Su compenetración es tan sistemática que desprenden ternura y saber estar al espectador. De hecho, se empatiza desde el primer plano con ellos. Una cinta que entretiene sin molestar.

Puntuación @pabloaguilargm: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!