martes, 8 de abril de 2014

Ben-Hur

Estamos ante la muestra más clara de cine monumental que se ha rodado en la historia, la superproducción por excelencia y que puso en alza el Peplum que es, junto al western, el género más propiamente cinematográfico de todos. De principio a fin la película desborda espectáculo, grandiosidad, épica y todo aquello que ha dado grandeza al séptimo arte. Con un Charlton Heston nacido para esta clase de papeles, personajes secundarios que incluyen al mismísimo Jesucristo y un guión magistral que hace que su visionado pase en un suspiro, solo hay una palabra para definirla: CINE.

Puntuación @tomgut65: 10/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!