viernes, 25 de julio de 2014

Infiltrados en clase

Hay que reconocer que la premisa no tiene mucho sentido, y menos aún que dos hombres que rondan los treinta como Hill y Tatum pasen por estudiantes de instituto. De todos modos esta pareja protagonista tiene el contrapunto perfecto para que funcione en pantalla garantizando risas constantes gracias a su humor mitad irónico mitad absurdo que no decae en todo el metraje. Además cuenta con divertidas escenas de acción y algunos secundarios que aportan su particular chispa de gracia. Quizás le sobren unos cuantos minutos en los que se recrea en lo mismo, pero viendo el nivel de las comedias de los últimos años es una buena opción para arañarte unas cuantas sonrisas desenfadadas.

Mi puntuación: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!