jueves, 7 de septiembre de 2017

Twin Peaks (3ª Temporada)

Veinticinco años después de una segunda temporada inconclusa vuelve esta mítica serie que no ha decepcionado y que tal y como ocurrió en su momento, deja muchas respuestas y cierra varias tramas, pero también abre unas cuantas incógnitas nuevas, algunas deducibles si tiramos de hemeroteca pero otras indescifrables dado el alto número de personajes y escenas que se mueven entre lo onírico y lo metafórico, nada que no hayamos visto anteriormente en las películas de David Lynch y que muchos apreciamos aunque no acabemos de entender todo lo que hemos visto.

Esta vez el retorno a Twin Peaks es más global, con otras ciudades donde ocurre la acción y nuevos personajes en un reparto lleno de caras conocidas, con un soberbio Kyle MacLachlan interpretando hasta tres papeles diferentes, que se han movido entre todo tipo de géneros, desde la sitcom más distendida hasta el cine negro, pasando por el surrealismo visual que hemos tenido que esforzarnos para interpretar. Esta variedad de situaciones ha hecho de esta tercera temporada una experiencia única que ha ampliado, y sobre todo ha aportado algo nuevo, tanto al universo de la propia serie como al saturado mercado televisivo actual, lo cual vale su peso en oro, aunque no todo el mundo pueda apreciarlo, algo lógico teniendo en cuenta la complejidad de la propuesta.

Mi puntuación: 8/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!