miércoles, 3 de enero de 2018

Qué fue de Brad

Podemos afirmar, con poco margen de error, que estamos ante el mejor largometraje protagonizado por Ben Stiller en más de veinte años de carrera, y precisamente ha tenido que salirse de la comedia para conseguirlo. Aunque tampoco estamos ante un drama al uso, ya que en realidad es una película sobre la vida, con sus momentos alegres y tristes, que gira alrededor de la relativización de sentirse realizado personalmente, y lo aborda de un modo íntimo y cercano con el que es fácil identificarse. Con un desarrollo lógico de acontecimientos, sin giros ni sobresaltos en la historia, y unas actuaciones llenas de naturalidad, nos adentraremos en la mente de su protagonista mientras nos replanteamos nuestros propios pensamientos y actitudes.

Mi puntuación: 7/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por comentar!